Fertinagro Biotech, seleccionada para convertir los estiércoles europeos en fertilizantes sostenibles

La empresa de nutrición vegetal del Grupo Térvalis, Fertinagro Biotech, lleva años trabajando para atajar el problema medioambiental de la gestión de los purines o estiércoles derivados de la actividad ganadera y la dificultad para su manejo y transporte, mitigar el cambio climático y aportar, a su vez, una solución ventajosa para el desempeño de la actividad agraria.

Como resultado de este trabajo, Fertinagro Biotech acaba de ser seleccionada por la Unión Europea (UE) dentro del proyecto Fertimanure para poner en práctica su tecnología de tratamiento de purines, así como para asesorar y complementar en la formulación de fertilizantes provenientes de otras tecnologías de tratamiento de deyecciones ganaderas que se van a desarrollar. El proyecto está dirigido a la obtención de un fertilizante equilibrado y sostenible con un proceso que fomenta un uso racional del agua y que permitirá registrar los estiércoles de la actividad ganadera como fertilizante. Éste, podrá además ser comercializado como un nutriente vegetal sostenible en el mercado.

La compañía ha indicado que las instalaciones de tratamiento estarán ubicadas en el mismo lugar en el que se generan las deyecciones ganaderas para que el agricultor o ganadero pueda sacar de su propia materia prima un fertilizante, apto para el autoconsumo y para la venta.

El proyecto Fertimanure permitirá ahorrar grandes cantidades de emisiones de CO2 a la atmósfera, así la sustitución parcial de fertilizantes minerales conseguirá a largo plazo una reducción estimada de 12.290 tn equivalentes de dióxido de carbono al año. La Comisión Europea ha aprobado destinar a este proyecto 8,5 millones de euros, de los que medio millón le corresponden a Fertinagro Biotech para desarrollar la investigación durante 4 años.

Además de las ventajas medioambientales, las tecnologías y el know-how de Fertinagro Biotech «permiten revertir a la sociedad soluciones muy importantes, ya que los agricultores y ganaderos podrán gestionar los estiércoles que generen directamente en sus instalaciones». Además, «la transformación de purines en abono se realizará en sus propias granjas y se hará en base a las necesidades de los cultivos ideales para el ganadero, por lo que el resultado será un abono a medida».

Según ha manifestado Ignasi Salaet, subdirector de I+D+i en Fertinagro «este proyecto en el que vamos a trabajar es todo un ejemplo de economía circular y sostenibilidad para Europa. Supone además grandes oportunidades de mercado». «El purín», ha añadido Salaet, «es un material descompensado que se aplica en extensivo como fertilizante nitrogenado de fondo, sin embargo, cuando la planta necesita el nitrógeno, éste ya ha desaparecido, se ha volatilizado; por eso había que buscar soluciones».

Parte del proyecto se desarrollará en las instalaciones de Fertinagro en la provincia de Teruel usando el purín propio del sector porcino; se llevarán a cabo ensayos en campos de fruta de hueso y, desde la empresa se asesorará a los cinco agentes que más deyecciones ganaderas generan en Europa sobre lo que les falta a las materias primas resultantes de sus estiércoles para determinar el Plan de Fertilización Integral y Sostenible más adecuado para ellos.

Fertinagro Biotech ha señalado que este proyecto, que ha recibido fondos del programa Horizon 2020 de la Unión Europea de investigación e innovación bajo el acuerdo No. 862849, es una investigación alineada con los valores de la empresa ya que aplica el ‘Enfoque Multi-actor’ (MAA); esto significa que se centra en resolver problemas reales a los que se enfrentan los agricultores europeos, desarrollando nuevas soluciones que cubran sus necesidades y trabajando junto a ellos con proximidad.

www.fertinagro.es

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura