Detectada la presencia de 'Xylella fastidiosa' en una plantación alicantina

Otras muestras de olivo recogidas en las inmediaciones de la parcela infectada han resultado negativas

 

La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana ha confirmado la primera detección de la bacteria Xylella fastidiosa en una plantación de almendros del municipio de Guadalest, en la comarca alicantina de la Marina Baixa. Se trata de una plantación cuyos ejemplares tienen más de 30 años de edad. Ya en diciembre de 2016 se tomaron muestras asintomáticas de este bancal ante el aviso de su propietario, que había observado una merma en la cosecha. Entonces dieron resultado negativo, pero un segundo muestreo asintomático posterior dio resultados contradictorios.

Finalmente, el servicio de Sanidad Vegetal de la conselleria realizó un muestreo el pasado 22 de junio de 2017 con 17 muestras, 12 de las cuales, todas en almendro, han confirmado positivo tras el análisis efectuado en el Laboratorio Nacional de Referencia, que es el del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA). Así lo confirmó el boletín de resultados del jueves 29 de junio y en consecuencia se comunicó al ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), a la Unión Europea (UE), a los gobiernos de las comunidades autónomas adyacentes y al sector la aparición del primer brote de Xylella fastidiosa en la Comunitat Valenciana. Otras muestras de olivo recogidas en las inmediaciones de la parcela infectada han resultado negativas.

Desde la confirmación del positivo, la conselleria lleva a cabo tratamientos insecticidas contra los insectos vectores que pueden transmitir la enfermedad, tanto en la parcela infectada como en los 100 metros de alrededor, con un producto fitosanitario habitual en estos casos. Así, ya han comenzado a adoptarse las medidas previstas en el plan de contingencia de la Comunitat Valenciana para el arranque y destrucción de la parcela afectada y de todo el material vegetal potencialmente hospedante de la bacteria existente en 100 metros a la redonda.

La conselleria de Agricultura, también, ha puesto en marcha un intensivo sistema de prospección y análisis para determinar si existe más material infectado en las proximidades de la parcela, así como en la misma comarca y comarcas colindantes.

En cumplimiento de la normativa europea (Decisión 2015/789 y modificaciones), se ha procedido inmediatamente a declarar una zona demarcada de 10 km. En torno a la parcela infectada, aunque alejados de ésta, existen siete viveros y centros de jardinería, parte de cuyo material (olivos, almendros, adelfas, aguacates, nogales, cítricos, entre otros) fue inmovilizado cautelarmente. Asimismo, se ha abierto una investigación de trazabilidad para identificar el origen y proceso de producción y distribución de ese material en los últimos tres años.

 

Antecedentes, vigilancia y control
Tras la detección de este primer caso de Xylella fastidiosa en la Comunitat Valenciana, una bacteria con un rango de plantas hospedantes muy amplio, y que puede producir graves daños en cultivos tales como los cítricos, la vid, el olivo y algunas especies del género Prunus, así como en numerosas especies ornamentales y forestales, la conselleria de Agricultura ha indicado que, desde el 2015, todos los vectores de la bacteria capturados en los más de 1.160 puntos de seguimiento mediante trampas cromotrópicas han resultado negativos.

Además, en 2016 se efectuaron más 21.400 revisiones y se capturaron 34 posibles vectores. A raíz de la detección de esta bacteria en Baleares en noviembre de 2016, se incrementaron las medidas de control y prospección, así como las instalaciones vigiladas para evitar su introducción en la Comunitat Valenciana. Hasta finales del pasado año se habían llevado a cabo prospecciones en más de 2.600 plantaciones comerciales, parques y jardines públicos y privados, así como en espacios naturales. Las 480 muestras que se tomaron dieron resultados negativos para la Xylella fastidiosa.

 

Se intensifican las medidas preventivas en Cataluña
El departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalitat de Catalunya ha señalado que hace meses que intensificó las medidas y protocolos de actuación para evitar la introducción de la plaga de Xylella fastidiosa en esta comunidad autónoma, que de momento está libre de esta bacteria, que ya ha detectado del sur de Italia, en la Isla de Córcega, en la costa azul francesa, en las Islas Baleares, y ahora se ha confirmado un positivo en la demarcación de Alicante, en la vecina Comunitat Valenciana.

Esta vigilancia y prospección en el territorio catalán se lleva a cabo en las empresas proveedoras de material vegetal y en las plantaciones, tanto de olivo, como de almendros, cítricos, vid, y otros cultivos susceptibles, y también en planta ornamental de viveros, y parques y jardines. Y por parte del IRTA, también se está analizando y estudiando los posibles insectos vectores en Cataluña y su biología, para conocer su comportamiento y las posibles medidas de lucha.

El Laboratorio de Agricultura y Sanidad Vegetal del DARP analizó durante el año 2016 un total de 814 muestras vegetales y este año se prevé llegar a las 1.400 muestras. Hasta el momento todas las analíticas han dado negativas a la bacteria.

Cataluña se ha puesto a disposición de las autoridades fitosanitarias del País Valenciano para apoyar la erradicación inmediata del foco de esta plaga declarado en una plantación de almendro de la provincia de Alicante. 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura