COAG exige medidas inmediatas para la fruta de hueso para evitar abandono de fincas

Comunica al ministerio que no es necesario que convoque a la organización antes de aprobar ayudas urgentes

 

La sectorial de fruta dulce de JARC y de COAG convocó ayer ruedas de prensa en las comunidades productoras de fruta de hueso, Cataluña, Aragón y Murcia, para reclamar medidas inmediatas de apoyo al sector para evitar el abandono de fincas tras un año con precios en origen un 40% por debajo de los cuatro anteriores que según la organización «ya eran ruinosos».

En Lleida, David Borda, jefe sectorial de fruta dulce de JARC y de COAG, ha hecho público que comunicarán al Ministerio de Agricultura que no es necesario que los convoquen a más reuniones hasta que no se definan medidas de apoyo a corto plazo para los productores profesionales. Los representantes de los productores argumentan que no se puede seguir perdiendo el tiempo hablando de medidas a medio y largo plazo, porque sus posibles efectos ya llegan tarde.

 «Sin medidas urgentes no habrá que plantear las de medio o largo plazo»

Las medidas urgentes que reclaman incluyen la reducción a cero de los módulos para la fruta dulce en el cálculo de la renta de 2017, y ampliación de la partida de gastos de difícil justificación del 5% al 10% para aquellos que optan por el sistema de estimación directa simplificada.

También piden avales de SAECA (Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria), ayudas y moratorias para los préstamos contraídos y establecer líneas de financiación bonificadas y créditos blandos para poder afrontar la próxima campaña, así como la condonación de las cuotas a la Seguridad Social y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y la recuperación del máximo porcentaje de subvención estatal en la contratación del seguro de la fruta.

COAG argumenta que las empresas pequeñas y medianas se están arruinando por la inacción del Gobierno frente a cinco años de pérdidas económicas. Según la organización, desde el 2013, los precios en origen (percibidos por el agricultor) se han ido derrumbando, situándose mayoritariamente por debajo los costes de producción.

En Cataluña, el año pasado las liquidaciones medias para melocotón fueron de 0,20 euros por kilo, según el análisis hecho por COAG, del que se desprende que el conjunto de España se situaba en torno a los 0,28 euros por kilo, un 44% más bajas que las de la media de los cuatro años anteriores (2013–2016).

David Borda considera que los datos oficiales del Ministerio de Agricultura no reflejan la realidad que se vive en el campo y contribuyen a frenar unas medidas de apoyo urgentes que deberían ser evidentes para todos. En este sentido señala que el Mapama hizo público recientemente un incremento de los precios en origen por el conjunto de frutas (no solo hueso) del 0,7%. «Una cifra, que aparte de ser insignificante, no es cierta», según JARC–COAG.

«Por la brecha que existe entre los precios percibidos por el agricultor y los pagados por los consumidores van cayendo las pequeñas y medianas empresas» argumenta el sindicato. Señala que en melocotón el margen medio del año pasado se situó en un 732% y en nectarina 722%, con valores máximos en agosto de 2017 del 1.067% en melocotón y del 1.053% en nectarina. «Ni el año de inicio del veto ruso (2014) se produjeron valores tan elevados: en melocotón el margen medio fue del 612% con un máximo en agosto de 2014 del 988%, y en nectarina, la media se situó en 603%, con un repunte en agosto del 900%. Los márgenes medios durante el resto de los años analizados se han situado entre el 220% y el 386%», asegura el sindicato agrario para el que «sin medidas urgentes no habrá que plantear las de medio o largo plazo».

Redacción, Lleida.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura