Citrosol pone en marcha un laboratorio de ensayos para formación de técnicos del sector

El reciente lanzamiento del Easy Kit®, la última innovación que ha introducido Citrosol en el mercado, ha servido para poner en marcha en las propias instalaciones de la compañía en Potríes (Valencia) un laboratorio de ensayos para formación de técnicos del sector citrícola y hortofrutícola.

En esta sala formativa investigadores de Citrosol realizan masterclass dirigidas a técnicos, directores de calidad y otros responsables de centrales hortofrutícolas que están interesados en conocer los fundamentos del Easy Kit® para posteriormente poder incorporar a sus centrales esta herramienta que permite homogeneizar las concentraciones de sus tratamientos postcosecha y evitar posibles reclamaciones de fruta en destino.

Pero, ¿qué es el Easy Kit®? Es un kit de análisis rápido y portátil basado en un inmunoensayo, que hace posible medir in situ (a pie de proceso) y de forma cuantitativa Imazalil, Pirimetanil y Ortofenilfenol en aguas, ceras y fruta. El método de medida Easy Kit® es un desarrollo de Citrosol en colaboración con el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos, y con la Universidad de Valencia.

Prácticas de ensayo en el laboratorio de formación de Citrosol

Juanjo Ferrandis, manager del Easy kit®, y otros técnicos de laboratorio, como Gabriela Ripoll, atienden en visitas programadas a los profesionales interesados en esta herramienta que faculta a las empresas del sector para no depender de laboratorios externos y disponer en muy poco tiempo de los resultados de sus análisis in situ. El procedimiento del Easy kit® es muy sencillo y no requiere de personal especializado.

Cualquier inspector de calidad de una central hortofrutícola con un mínimo de entrenamiento puede completar el análisis de varias muestras de caldo y cera en tan solo 30 minutos, así como realizar la determinación de residuos en fruto de diversos lotes en unos 45 minutos.

Control de producto final y control de proceso

Estas prácticas se pueden realizar para determinar los residuos en fruto y también para medir las concentraciones de fungicidas en agua (caldo del drencher) y cera.

Se emplea una muestra homogénea de fruta para determinar la ausencia o nivel de presencia de fungicida en la misma. Se corta, se trocea y tritura hasta obtener una pasta uniforme y se realiza una dilución. La muestra, y tres réplicas de la misma, se compara con cinco patrones estándar, cinco concentraciones conocidas del fungicida para obtener la curva de calibrado.

Después de la reacción antígeno–anticuerpo, se genera, mediante una reacción de color, una señal colorimétrica que se mide usando un pequeño espectrofotómetro portátil desarrollado exclusivamente para los Easy kit®. Este espectrofotómetro es el lector Easy kit®

Para la determinación de las concentraciones en agua o ceras la preparación de la muestra consiste tan solo en llevar a cabo una o dos diluciones.

Cumplir con LMRs y con los requisitos de la distribución

Easy kit® es un sistema para el control de los tratamientos postcosecha (que sean homogéneos) y del producto final (que la fruta no tenga residuos por encima de los LMRs) avalado por los Sistemas de Calidad (ISO 9000, ISO 14000, APPCC) y de Buenas Prácticas Agrícolas (GlobalG.A.P.).

En resumen, el Easy kit® permite una rápida reacción en la propia central citrícola/hortofrutícola para corregir los tratamientos en caso de que los resultados sean inapropiados (control del proceso) y un mayor margen de maniobra al conocer con mucha mayor anticipación los residuos de Imazalil, Pirimetanil y Ortofenilfenol en fruto (control del producto final).

www.citrosol.com

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura