Castilla–La Mancha declara la plaga de la avispilla del almendro en municipios de Albacete y Cuenca

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla–La Mancha ha declarado la existencia de la plaga provocada por Eurytoma amygdali Enderlein, avispilla del almendro, en esta comunidad autónoma, en concreto en unos 70 municipios de Albacete y 30 de Cuenca, y ha establecido medidas fitosanitarias obligatorias para combatirla.

Según figura en la Orden 33/2019, de 25 de febrero, publicada el día 28 de ese mes por esta consejería en el Diario Oficial de Castilla–La Mancha, los titulares de plantaciones de almendros afectados deberán realizar tratamientos fitosanitarios adecuados en los momentos en los que la plaga sea más vulnerable y con los productos autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Asimismo, los titulares de almendros afectados deberán retirar las almendras afectadas, en los momentos agronómicamente adecuados, y estas deberán destruirse mediante quema antes de la emergencia de las nuevas avispillas. En la normativa se indica que estos frutos afectados en ningún caso se podrán utilizar para alimento del ganado, combustible de estufas u otros usos, siempre deberán ser destruidos mediante su quema.

Por parte de los agricultores, deberán extremarse las medidas de limpieza en la maquinaria de recolección, los equipos de transporte y almacenaje, evitando que queden restos de almendras que pudieran ser un foco de dispersión de la plaga.

Respecto a los almacenes receptores de almendra en la Orden citada se señala que estos deberán establecer condiciones de almacenamiento y conservación adecuadas para evitar la contaminación de las partidas almacenadas, extremando la limpieza de todos los equipos implicados en el proceso productivo (tolvas de recepción, equipo de descortezado, partidora, seleccionadora, etc.) y en caso de partidas infectadas deberán proceder a su destrucción comunicando a la Dirección Provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural correspondiente, los datos de procedencia de estas almendras.

Los apicultores deberán disponer de información sobre el calendario de tratamientos, en primer lugar, a través del propietario de la parcela donde estén ubicadas sus colmenas, también se informará de los momentos de tratamiento a través de las Agrupaciones de Sanidad Vegetal con sección de almendro, Oficinas Comarcales Agrarias, la Estación Regional de Avisos Fitosanitarios de El Chaparrillo.

Para las parcelas de almendros en cultivo ecológico se fija la realización de tratamientos fitosanitarios en los momentos en los que la plaga sea más vulnerable utilizando productos autorizados por el MAPA. En este caso la almendra no se podrá comercializar como ecológica y el organismo certificador informará a los operadores habituales. Además, las almendras afectadas se retirarán en los momentos agronómicamente adecuados y deberán destruirse mediante quema antes de la emergencia de las nuevas avispillas.

Por lo que se refiere a los gastos originados por la aplicación de las medidas fitosanitarias adoptadas en la resolución estos correrán a cargo de las personas físicas o jurídicas propietarias de almendros afectados.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura