AVA–ASAJA pide que se puedan aplicar posibles cláusulas de salvaguarda a Egipto y Turquía

Cristóbal Aguado en el Parlamento EuropeoLa Asociación Valenciana de Agricultores (AVA–ASAJA) reclama al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) que ponga en marcha «los resortes necesarios para iniciar el proceso encaminado a lograr la futura aplicación de una cláusula de salvaguarda frente a los cítricos procedentes de países como Egipto y Turquía», tras constatar esta organización agraria «el incremento exponencial que han registrado durante los últimos cinco años sus exportaciones de agrios con destino al mercado comunitario».

Cabe remarcar que el aumento de los envíos de cítricos sudafricanos al mercado europeo también ha sido muy notable durante ese mismo período y, por ello, desde diversas instancias políticas y administrativas ya se ha solicitado la puesta en marcha del mecanismo de salvaguarda, pero AVA–ASAJA considera que «Sudáfrica no es la única fuente de perturbación para los cítricos españoles, ya que otros países terceros, como los ya mencionados, están ejerciendo una competencia igualmente desleal».

La organización agraria afirma que las cifras oficiales del Ministerio de Comercio «no dejan lugar a dudas y corroboran esta tesis». Así, indica en un comunicado que la subida acumulada de las exportaciones de cítricos egipcios –naranjas especialmente– a Europa entre 2014 y 2018 se ha concretado en un 78,9% tras situarse en un total de 332.126 toneladas, mientras que en el caso de Turquía el incremento se ha materializado en un 18,2%, tras alcanzar durante el citado período una cifra global de envíos de 284.882 toneladas. Por lo que se refiere a Sudáfrica, el aumento se ha materializado en un 40,4%.

AVA–ASAJA señala que la consecuencia es que «más de 1,5 millones de toneladas de agrios procedentes solo de estos tres países –y sin contar los tonelajes de cítricos de otros lugares como Marruecos, Argentina o Brasil– han inundado Europa durante los últimos años compitiendo con los cítricos españoles por el mismo nicho de mercado cuando ni las condiciones laborales, medioambientales, fiscales o fitosanitarias vigentes en todos ellos son las mismas que rigen en la Unión Europea».

Por todo ello, el presidente de AVA–ASAJA, Cristóbal Aguado, considera que «está situación clama al cielo y es preciso poner en marcha los procedimientos necesarios para determinar la conveniencia de aplicar posibles cláusulas de salvaguarda, tal como acaba de dictaminar la Comisión Europea en el caso del arroz». Aguado, que ha asistido en Bruselas a la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo en la que se han abordado los problemas de la citricultura, recuerda «el devastador impacto que sobre las rentas de miles de familias está teniendo la actual crisis citrícola que atravesamos en España», y por ello espera que «la Comisión Europea comprenda que es necesario aplicar criterios de reciprocidad a la hora de firmar tratados comerciales, tanto para garantizar la seguridad sanitaria de la fruta que nos envían como para equiparar el resto de elementos condicionantes a fin de asegurar que la competencia va a poder desarrollarse de un modo mínimamente equilibrado».

Por último, el presidente de AVA–ASAJA pide al gobierno español que «se ponga las pilas con este tema porque los procesos para lograr una clausula de salvaguardia son largos, se prolongan durante tres años, tienen que estar perfectamente documentados y, por todo ello, es imprescindible ponerse ya manos a la obra».

www.avaasaja.org

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura