AVA–ASAJA critica que se ninguneen sus peticiones sobre la mejora del seguro del caqui

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA–ASAJA) ha criticado el ninguneo de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) –organismo dependiente del Ministerio de Agricultura– y de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), al no incorporar las mejoras reclamadas por esta organización agraria en relación al seguro del caqui.

AVA–ASAJA ha lamentado que, a pesar de haberse creado una línea propia de seguro para el cultivo del caqui, esta persiste en la discriminación que vienen sufriendo los agricultores que producen fuera de la Denominación de Origen Protegida Kaki Ribera del Xúquer, «puesto que existe una diferencia superior al 30% del precio máximo del kilo al que pueden contratar y que coincide con el precio recibido como indemnización cuando se produce un siniestro». Así, ha apuntado en un comunicado que «mientras que un productor acogido a esta figura puede suscribir un seguro que le permite, en caso de un pedrisco o cualquier otra adversidad climática contemplada en la cobertura contratada, recibir hasta 40 céntimos por kilo, el resto de agricultores únicamente pueden alcanzar los 30 céntimos».

AVA–ASAJA ha asegurado que este agravio comparativo «no solo se produce a la hora de acontecer un siniestro indemnizable, sino también repercute muy negativamente en la misma comercialización de la fruta».

Otra de las peticiones que esta organización ha trasladado durante los últimos años a ENESA y Agroseguro, y que tampoco ha sido atendida, es la ampliación de los plazos de contratación del seguro del caqui. La fecha límite está fijada a 20 de febrero y en ese momento del año todavía no es posible apreciar la evolución de la futura cosecha. Por este motivo, entiende que «el periodo para contratar el seguro del caqui debería prolongarse hasta finales de mayo para poder adaptarlo al ciclo del cultivo y a las necesidades de los agricultores, ya que, de no ser así, los agricultores se ven obligados a asegurar haciendo cálculos ficticios de la producción».

La ampliación que plantea AVA–ASAJA del periodo de contratación debería ir acompañada, igual que con otras líneas, «por una extensión de garantías para aquellos agricultores que aseguraron el año anterior y que aún no lo habían suscrito en el momento de un posible siniestro temprano».

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura