AVA–ASAJA critica que la Comisión excluya a los cítricos del nivel máximo de protección contra plagas

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA–ASAJA) ha calificado como «absolutamente decepcionante para los intereses de la agricultura valenciana» la propuesta de la Comisión Europea (CE) para introducir ciertos cambios en la reglamentación actual con el objeto de mejorar el control de las plagas y enfermedades que entran en los cargamentos vegetales importados de terceros países, puesto que excluye a los cítricos y a otros productos hortofrutícolas sensibles del nivel máximo de protección que prevé Bruselas.

La organización agraria ha señalado en un comunicado que el nuevo planteamiento del Ejecutivo comunitario afecta al artículo 42 del reglamento al introducir una categoría denominada ‘vegetales de alto riesgo’ en virtud de la cual se estable la prohibición expresa de importar determinadas producciones y materias vegetales hasta que se acredite mediante análisis de riesgo que los países exportadores de esos productos con destino al mercado europeo son capaces de garantizar la correcta sanidad vegetal de los mismos.

Para añadir que, a pesar de ello, la Comisión Europea se limita a incluir en la lista de ‘vegetales de alto riesgo’ a una serie de plantas ornamentales, pero deja fuera a los cítricos cuya inclusión había sido solicitada por AVA–ASAJA, que se sumaba a las reclamaciones en esa línea que había presentado un frente común formado por 8 países, entre ellos España, Francia e Italia.

El presidente de AVA–ASAJA, Cristóbal Aguado, ha manifestado que «teníamos depositadas muchas esperanzas en esta nueva propuesta y lamentablemente se han visto frustradas, una vez más, por la falta de solidaridad de los países del norte. Nos parece inaceptable que no se conceda ese nivel máximo de protección a un producto como los cítricos que se ve asediado y amenazado por enfermedades como la mancha negra, que infesta los cargamentos importados desde Sudáfrica, o el ‘greening’, por citar sólo dos casos especialmente sangrantes».

AVA–ASAJA ya ha movido ficha y a través del COPA–COGECA –la entidad que agrupa a las organizaciones agrarias y las cooperativas europeas– ha remitido un escrito solicitando a la Comisión Europea una rectificación.

El propio Ministerio de Agricultura español también ha tomado cartas en el asunto y ha formulado una propuesta sobre esta nueva regulación fitosanitaria de los controles de frontera en la que reclama que tanto los cítricos como los pimientos, el pepino amargo, el mango, la guayaba, la manzana, la pera, la cereza, el melocotón, la ciruela, la uva y el arándano pasen a formar parte de esa nueva categoría de protección máxima que contempla la prohibición de las importaciones hasta que se garantice la plena salubridad vegetal de las mismas.

«El debate está abierto ya que inicialmente está previsto que las futuras modificaciones del reglamento entren en vigor a finales del año próximo y es preciso tomárnoslo muy en serio y presentar batalla porque es muchísimo lo que hay en juego», ha afirmado Aguado.

 

Sin fondos para combatir la mosca de la fruta
Por otra parte, aunque estrechamente vinculado a la problemática de las plagas y enfermedades, AVA–ASAJA ha criticado la escasez de fondos que el Ministerio de Agricultura ha destinado a la Comunitat Valenciana en la línea de ‘Prevención y lucha contra plagas’. La dotación fijada para este capítulo asciende a unos 3 millones de euros, cantidad que sólo cubre la mitad de la que solicitada por la conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana. La mayor parte de la misma servirá para sufragar las medidas contra la Xylella y el picudo rojo, pero la consecuencia del recorte es que el ministerio deja sin fondos el presupuesto que hasta ahora venía adjudicando para combatir la mosca de la fruta (Ceratitis capitata).

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura