Antonio Vergel, presidente del COITAND

Entrevista
Antonio Vergel, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental

‘Es indudable que la sanidad vegetal está al servicio de la agricultura eficiente’

De la importancia que tiene la sanidad vegetal dentro del sector agroalimentario hablamos con el máximo responsable del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, Antonio Vergel, que es el artífice y alma mater del Symposiun de Sanidad Vegetal 2015, celebrado a finales del pasado mes de enero en Sevilla.

 

En primer lugar quisiéramos felicitarle por el 13º Symposium de Sanidad Vegetal. Con más de 600 asistentes, ha resultado ser un gran éxito en cuanto a la participación de profesionales del sector. ¿Qué valoración hace Ud. del mismo?
Estamos recibiendo muchas felicitaciones y estamos contentos por ello. Aunque debemos seguir siendo humildes.
Nuestro objetivo desde 1984 es la sanidad vegetal, la gestión integrada de plagas y la figura del profesional. 
Nuestros contenidos y el poder adecuar espacios, para que durante estos tres días puedan relacionarse los distintos profesionales de los sectores, han hecho posible el éxito.
Los simposios que organizamos no se clausuran, se finalizan y se clausuran cuando se inaugura el próximo. Ahora nos queda la tarea de divulgar, a través de viajar pueblo tras pueblo para informar sobre el mismo.

 

¿Cómo valora la función que desempeña el ingeniero técnico agrícola en el sector agroalimentario andaluz?
Es una labor muy importante, ya que su perfil técnico hace que tenga una visión organizativa y pueda identificar las necesidades del mercado, con el objetivo de aportar un valor añadido al producto agroalimentario.

 

¿Cuál es su papel en el nuevo marco de la sanidad vegetal?
Debe ser un gestor, el consejero del agricultor, la persona que antes de las siembras haga una planificación global analizando cuáles fueron los problemas surgidos en anteriores campañas así como las medidas correctoras a aplicar en casos de incidencias. El ingeniero técnico agrícola es un profesional imprescindible para la implementación de la Gestión Integrada de Plagas, que busca con la planificación adelantarse a la incidencia de enfermedades y reducir el uso de fitosanitarios. Queremos trabajar con los productores y plantear objetivos comunes para el desarrollo de la agricultura, pues trabajamos para que la sociedad nos identifique como los médicos del campo.
La Gestión Integrada de Plagas debe suponer un valor añadido para el agricultor.

 

Para muchos jóvenes, la agricultura sigue siendo una actividad económica que resulta poco atractiva. ¿Tiene la profesión de ingeniero técnico agrícola demanda laboral?
Yo creo que sí y es una profesión emergente, por las necesidades que se están produciendo en la agroindustria y en el desarrollo del medio rural. Ambos aspectos deben ir de la mano.
Hoy día con la presencia del Asesor en Gestión Integrada de Plagas en la agricultura, los empleos serán más especializados, estables y demandados.
La experiencia de la producción integrada, agricultura ecológica, certificación y otras nos motivan a verlo así.

 

En su opinión, ¿en qué situación se encuentra la sanidad vegetal actualmente en España?
Está muy profesionalizada, no obstante aún queda la concienciación. El mercado cada vez demanda mayor formación y especialización. La calidad formativa en España es una asignatura pendiente, hay muchos programas de formación que no consiguen sus objetivos.
Es indudable que la sanidad vegetal está al servicio de una agricultura eficiente.

 

¿Qué función tienen las nuevas tecnologías en el control de los cultivos y en el manejo de las malas hierbas?
Su función es muy importante a día de hoy y será imprescindible en el futuro. Los satélites dan acceso al Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (SIGPAC), que muestra los distintos cultivos y la presión de las plagas y malas hierbas para planificar las tareas de abonado; los tensiómetros y medidores de humedad ayudan a la toma de decisión respecto al riego. Además, los drones y aviones no tripulados suponen una gran ayuda, pues no es lo mismo ver un cultivo a pie que verlo a vista de pájaro. Desde que el smartphone apareció en nuestras vidas se facilitó mucho la toma de decisiones en sanidad vegetal, porque desde cualquier lugar se puede conocer lo que está pasando en una explotación agraria y actuar en consecuencia.

 

A su juicio, como máximo responsable del COITAND, ¿a qué retos se enfrenta el sector agroalimentario andaluz?
El sector agrario andaluz y su industria agroalimentaria deben ser el motor económico de Andalucía. A corto plazo ya se están cubriendo parte de las necesidades de mercado, ahí están las cifras. Pero a medio y largo se debe hacer análisis de la situación actual y maximizar y aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado agroalimentario y sus hábitos de consumo.
No hay que olvidar los canales cortos de comercialización. El valor añadido que se obtiene de una producción agrícola por la agroindustria se debe quedar en nuestra región.

 

¿Es partidario de una mayor vertebración de la oferta en el sector agroalimentario andaluz?
Hay que aprovechar los mercados. Están los emergentes y los que tienen gran volumen de demanda, pero también hay nichos de mercado que pueden ser satisfechos por las producciones agrícolas andaluzas. Aquí en estos pequeños mercados a nivel global, pero de gran importancia para algunas comarcas –por ejemplo en zonas de aceituna de mesa–, es donde debemos aprovechar a la industria agroalimentaria que es generador de valor añadido.

 

¿Hacia dónde se encamina el futuro de los técnicos agrícolas en Andalucía?
Hacia una especialización, ya sea en cualquiera de sus áreas de trabajo. El ingeniero técnico agrícola y los nuevos grados de ingeniería agrícola deben ser pieza clave en el desarrollo de la agricultura, ganadería, agroindustria y desarrollo del medio rural.

 

Francisco Seva. Sevilla.

Publicado en Revista de Fruticultura Nº40.

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura